Esta casa Container suspendida en el aire se construyó con 80 % de materiales reciclados

El uso de contenedores marítimos en la arquitectura responde a un movimiento sustentable que está en auge y que apuesta al futuro.

No cabe duda de que, en los últimos años, las construcciones con materiales reciclados se ha vuelto tendencia debido a la conciencia ambiental que ha crecido en la sociedad actual. Eso ha llevado que la ecología deje una gran huella en la arquitectura moderna.

Grandes barcos surcan los mares de un lado a otro del mundo trasladando mercancía en contenedores que, tras algunos años de uso, se convierten en desechos. Pero, desde hace un tiempo, estos mismos contenedores son utilizados para la construcción de viviendas y locales comerciales e industriales.

Realmente las posibilidades de construcción con los containers es sumamente variada, pero lo ideal es buscar profesionales que sepan utilizarlos de tal manera que no dañen su resistencia. De esta forma se aprovechan y optimizan estas cajas, creando espacios grandes y cómodos.

“La casa suspendida”

Tal es el caso de una hermosa casa suspendida en medio de los arboles en la zona rural de Campos Novos Paulista, en el interior de São Paulo.

Es una casa que ha sido diseñada por los arquitectos de la “Casa Container Marília” y se encuentra apoyada en grandes pilares metálicos en “V”, con el fin de ahorrar el uso de hormigón y la cimentación.

Además de estar hecha a partir de contenedores, la casa fue construida con un montón de materiales reciclados, de hecho, el 80% de sus materiales son ecológicos. Esto con el fin de reducir el impacto ambiental.

En sus paredes y techos se encuentra presente la madera reciclada, brindándole a la casa un aspecto rustico, lo que también evita el uso de pintura en el interior.

También encontramos vidrio en sus puertas y ventanas, los cuales brindan una vista espectacular de todo el bosque que la rodea. Y las puertas interiores de la primera planta están hechas con laminas recicladas de los recortes de los contenedores.

Protecciones especiales

Con el fin de garantizar la protección, todas las paredes de la casa se encuentran aisladas con una manta térmica y acústica, las habitaciones cuentan con ventilación cruzada y amplias aberturas para el intercambio del aire.

Si bien la casa no tiene sistema de aire acondicionado, siempre permanece a una temperatura agradable incluso en los días mas calurosos de la ciudad. Está frescura se encuentra garantizada gracias a la instalación de la cubierta verde con reutilización del agua de lluvia para minimizar la necesidad de riego. El sistema es de tipo modular, lo que facilita su mantenimiento.

“La casa suspendida” ha sido diseñada como casa de campo y cuenta con espacios para la vida diaria y balcones con cubiertas de madera. Tiene dos habitaciones, dos baños, sala de estar y cocina.

Para su decoración se utilizaron muchas sillas en el exterior y también hamacas con el objetivo de hablar y relajarse. Y como la idea es desconectarse, disfrutar de la naturaleza y convivir entre familia y amigos, la casa no cuenta con wi-fi ni televisión

 

 

 

Deja un comentario