Holanda abre la primera fábrica que reciclará 15 millones de pañales al año

¿Los pañales y los materiales para la incontinencia realmente presentan un problema de desperdicio?

¡Sí, pero no por mucho más tiempo! Al menos, no en Holanda. El procesador de residuos holandés ARN ha encontrado una manera de transformar los pañales usados en un recurso. El desarrollo tecnológico es una iniciativa de los socios holandeses Elsinga Beleidsplannng & Innovatie y ARN. El proyecto es un proyecto de demostración.

, Holanda abre la primera fábrica que reciclará 15 millones de pañales al año

La fábrica tendrá la capacidad de procesar 15 millones de pañales al año. La empresa ha estado trabajando con un reactor a escala industrial. Además del reactor actual, se construirán dos nuevos reactores, lo que elevará la capacidad total de procesamiento. Con este paso, la primera planta a gran escala para el reciclaje de pañales es un hecho.

Los pañales consisten en plástico, papel y desechos biodegradables y, a menudo, contienen algunas sustancias problemáticas, como medicamentos. A partir de los pañales se produce biogás, biogranulados, fertilizantes artificiales y plásticos.

La hidrólisis de presión térmica (TPH) permite reciclar pañales y calzoncillos para incontinencia. La hidrólisis térmica es un proceso de dos etapas que combina el tratamiento térmico a alta presión de la materia prima seguido de una rápida descompresión. El proceso genera plástico reutilizable y da como resultado niveles más altos de producción de gas a partir del lodo de purificación y el contenido del pañal, que se convierte en energía verde.

, Holanda abre la primera fábrica que reciclará 15 millones de pañales al año

El lodo fermentado se convierte en biogranulado, que se utiliza como biomasa para generar energía y que eventualmente puede calificarse como fertilizante.

El proceso en ARN utiliza vapor para la incineración de desechos en lugar de fuentes tradicionales de energía fósil. Este método de procesamiento de pañales da como resultado una emisión evitada de 964 kg de CO2 por tonelada de pañales en comparación con la incineración. El uso de vapor generado por la incineración de residuos produce un 70% menos de emisiones de CO2 que la generación de vapor a gas. Para ARN esto significa una reducción de 14.460 toneladas de CO2 al año cuando la expansión esté lista en 2021.

, Holanda abre la primera fábrica que reciclará 15 millones de pañales al año

El cuidado de la salud cada vez más sostenible es un hecho

Los análisis de Edana muestran que durante los últimos 15 años tanto el peso como la composición de los pañales han cambiado significativamente, en 1987 el peso de un pañal era en promedio de 64 gramos y consistía en más del 80% de pulpa esponjosa/celulosa. En 2013, el pañal llegó a pesar tan solo 33 gramos y contener solo alrededor del 30% de pulpa esponjosa/celulosa. Mientras tanto, ya hay pañales en el mercado que ya no contienen celulosa. Otro desarrollo son los pañales de base biológica, que son totalmente biodegradables.

Este proceso ha sido aprobado por el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente y también recibe subvenciones de la UE. Pronto, este proceso estará listo para ser ofrecido al mundo.

«Este es el primero de este tipo de proceso en cualquier parte del mundo y ya hay mucho interés. Si tiene éxito, estoy seguro de que se duplicará en muchos lugares», dice Klaas Doting, ingeniero de ventas.

Melisa Jankac

Melisa, se dedica al movimiento y a la conciencia corporal, promoviendo un estado de integridad del ser. Ella cree que la sustentabilidad es danzar en armonía con el planeta, por tal motivo dedica parte de su tiempo a escribir artículos sobre Ecología.

Deja un comentario