Jóven inventó un aire acondicionado cero electricidad hecho con botellas recicladas

¿Qué puedes hacer con botellas de plástico viejas? ¿Un jarrón? ¿Una maceta? … una unidad de aire acondicionado? Lo crea o no, puede.

Cuando al inventor Ashis Paul se le ocurrió una forma innovadora de introducir aire fresco en los hogares utilizando botellas de plástico, toda su empresa se unió para ayudar a enseñar a las personas que viven en las zonas rurales de Bangladesh a hacer lo mismo.

Han ayudado a las personas a instalar estas unidades, que no necesitan electricidad para funcionar, en más de 25,000 hogares en áreas en desarrollo del país.

Aproximadamente el 70% de la población de Bangladesh vive en hogares hechos de chapas. Pero el problema con estas chozas de hojalata es que hacen un calor insoportable en el verano. Estar en estas cabañas, es como estar en una sauna en el Sahara.

Ashis Paul, comenzó a pensar en formas de brindar alivio a estas personas. Estaba dándole vueltas mentalmente cuando un día, escuchó al tutor de física de su hija explicarle cómo el gas se enfría cuando se expande rápidamente. Ashis tiene una mentalidad de “inventor” y siempre le ha fascinado la ciencia. Entonces, comenzó a experimentar.

Parece extraño, pero el principio es simple. Sopla tu mano con la boca bien abierta. El aire se siente caliente, ¿no? Ahora, sopla en tu mano con los labios fruncidos. Se siente como una brisa fresca.

El Eco-Cooler puede disminuir la temperatura en 5 ° C inmediatamente. Cuando pasa de 30 ° C a 25 ° C, les puedo decir que marca la diferencia.

Según se informa, el Eco Cooler es el primer acondicionador de aire “cero electricidad” del mundo, y su inventor quería difundir el concepto para ayudar a la mayor cantidad de personas posible.

The Gray Group intervino para ayudar, utilizando su posición como firma de publicidad multinacional para poner los planes en línea, sin costo, para que cualquiera pueda construir su propio sistema Eco Cooler. Los voluntarios de Grameen Intel Social Business ayudaron a construir e instalar las unidades, además de enseñar a los lugareños cómo hacerlas, para que se pueda transmitir la sabiduría.

El método Eco Cooler es bastante simple, desde el punto de vista de la construcción. Se corta una tabla para que se ajuste a la ventana deseada y se cortan agujeros del tamaño de un cuello de botella en un patrón de cuadrícula.

Los fondos de las botellas de plástico vacías se cortan y se reciclan de algún otro modo, dejando cuellos de botella en forma de embudo que se colocan en la rejilla. Eso es todo lo que hay en el Eco Cooler, excepto por la tarea de instalarlo en lugar de la ventana normal. Cuando se montan, la parte más ancha de las botellas mira hacia afuera y atrapa el viento que pasa, literalmente canalizando aire frío hacia el interior del edificio.

La simplicidad del Eco-Cooler es increíble, y eso lo hace un invento destacado, ya que la posibilidad de acceder a un aire acondicionado gratuito, silencioso y reciclado, está al alcance de todos, re animás a probarlo?

 

 

3 comentarios en «Jóven inventó un aire acondicionado cero electricidad hecho con botellas recicladas»

Deja un comentario