Kurori construyó un jardín con miles de flores para que su esposa ciega pudiera olerlo

No hay duda de que en fechas especiales las flores y los chocolates tienen un gran éxito en todo el mundo. Pero nada se compara con esta historia de amor digna de película: Toshiyuki Kurori le iluminó la vida a Yasuko Kurori, su esposa.

Y es que Yasuko quedó ciega a sus 52 años de edad, y desde hace 20 años su esposo se ha dedicado a construir un gran jardín con miles de flores para que su esposa pudiera olerlo. Hasta se ha vuelto un lugar turístico, que en abril de cada año abre el patio de su casa transformado en un paraíso de flores rosas llamadas Shibazakura o “Sakura de pasto” (Moss Phlox).

, Kurori construyó un jardín con miles de flores para que su esposa ciega pudiera olerlo

La gran historia de amor del matrimonio Kurori.

Ambos son ganaderos del pueblo de Shintomi, y se casaron hace 60 años en la prefectura de Miyazaki, mediante una tradición japonesa de presentar dos personas solteras para casarse. Después de un tiempo tuvieron 3 hijos y transformaron su campo en una granja productora de lácteos.

, Kurori construyó un jardín con miles de flores para que su esposa ciega pudiera olerlo

Tenían un gran trabajo. Se levantaban todos los días a las 2am a limpiar, darles comida a las vacas, ordeñarlas y preparar la comida para el próximo día. Trabajaron los 365 días del año sin mucho descanso o vacaciones por más de 20 años. Gracias a ese gran apoyo mutuo y dedicación, lograron sostener 60 vacas en su propiedad. Ambos estaban muy orgullosos de ver como su arduo trabajo estaba rindiendo grandes frutos.

, Kurori construyó un jardín con miles de flores para que su esposa ciega pudiera olerlo

Pero algo inesperado cambió sus planes. Hace unos 30 años, Yasuko, debido a un cuadro de diabetes, comenzó a perder la vista. Un día común y corriente le comenzaron a doler los ojos, el mismo día la llevaron al médico, pero no se pudo identificar la causa. Después de una semana de dolor, ya Yasuko no podía ver más.

Comienza la construcción del enorme jardín.

A sus 52 años, Yasuko había perdido el ánimo y la sonrisa por el shock de no poder ver. Esto también significaba que ahora Toshiyuki no podía continuar solo con todo el trabajo de la granja. En eso momento, ambos estaban muy tristes y desesperados.

, Kurori construyó un jardín con miles de flores para que su esposa ciega pudiera olerlo

Afortunadamente, el Sr. Kurori encontró la manera de superar la situación. Luego de ver como las personas admiraban sus flores shibazakura, una hermosa flor rosada casi fluorescente, decidió entonces plantar estas flores por todo su jardín y convertirlos en una alfombra rosada.

Pasó dos años cortando todas las plantas de su jardín, hizo pequeñas montañas y preparó la tierra con grandes cantidades de compost. Poco a poco fue aumentando sus flores trabajando solo por más de tres años. El plan era que todos los años su casa se llene de visitantes para que conversen con su esposa. Pues si ya no podía viajar por todo Japón, haría que la gente de todo Japón viniera hacia ellos.

, Kurori construyó un jardín con miles de flores para que su esposa ciega pudiera olerlo

Pasaron 10 años desde que se propuso esta idea y logró crear su alfombra de flores para su esposa, que recuperó su sonrisa y comenzó a disfrutar nuevamente de la vida. Pasaron 10 años más y hoy en día esta alfombra rosada sale en todos los canales de televisión de Japón. La pareja recibe entre 3000 y 5000 visitas los fines de semana y el jardín ya tiene 2000 metros cuadrados.

Wally Noguera

Licenciada en Contaduría Pública de profesión y escritora por pasión. Bloggera, networker y especialista en creación de contenido y diseño web.

Deja un comentario