¡Reaparece la abeja azul que se creía extinta!

A estas alturas casi todo el mundo debe saber que las abejas han sido consideradas como los seres vivos más valiosos del planeta porque la agricultura del mundo depende en un 70% de ellas.

Desafortunadamente, muchas acciones, en su mayoría provenientes de los seres humanos, las han puesto en un gran riesgo. Incluso hay algunas especies de abejas que se estimaban extintas, como el caso de las abejas azules en el 2016.

Sin embargo, en los últimos tiempos que han sido marcados por la pandemia del coronavirus, la naturaleza ha tenido tiempo de recuperarse y ha dado grandes muestras de su riqueza y variedad. Muchas especies han vuelto a donde pertenecen y otras se han manifestado con mayor intensidad.

Muchas personas se sorprenden de la existencia de la abeja azul

Un grupo de investigadores del Museo de Historia Natural de Florida ha encontrado un nido de abejas calamintha azul (Osmia calaminthae), las cuales no habían sido observadas en la naturaleza desde el 2011.

Y es que este tipo de abejas hacen sus nidos bajo tierra, por lo que se dificulta mucho encontrarlas. “El objetivo final es mantener esta abeja en el futuro previsible”, dice Jaret Daniels, autor principal del proyecto de investigación, en un comunicado. “Estudiar y comprender más estas especies es más impactante para nosotros cuando conduce a etapas de conservación del organismo”, dice.

De acuerdo a los registros, los investigadores pasaron alrededor de 100 horas buscando las abejas y esa persistencia fue la que les ayudó a encontrar más de 100 individuos.

Esta variedad de abejas destaca por su color azul metalizado y únicamente se ha encontrado en áreas de Florida. Un lugar que ha sido considerado mundialmente como un punto de referencia para la biodiversidad.

La importancia de esta peculiar especie.

El hallazgo de la presencia de esta especie supone un gran avance en el ámbito científico y el objetivo es ayudar a que la abeja azul se conserve el mayor tiempo posible.

“Estamos tratando de llenar muchos vacíos que no se conocían anteriormente. Muestra lo poco que sabemos sobre la comunidad de insectos y cómo hay muchos descubrimientos que aún pueden ocurrir”, aclara Kimmel, tras la reaparición de la abeja azul.

La breve desaparición de esta especie puede estar relacionada con el aumento de la temperatura promedio en Florida ya que tienen una dieta basada en una planta variante de la menta que se encuentra bajo amenaza debido a los cambios climáticos.

Lamentablemente, si llegasen a extinguirse por completo todo el entorno de Florida podría presentar un desequilibrio ambiental.

Pero, como se puede ver, la naturaleza puede brindar segundas oportunidades y nos demuestra que queda mucho por aprender sobre un animal tan esencial para nuestro planeta.

 

Deja un comentario